En funcionamiento la primera estación de recarga para vehículos eléctricos con baterías de segunda vida de Irizar e-mobility

  • La estación de recarga para vehículos eléctricos que utiliza almacenamiento de energía a partir de baterías recicladas de Irizar e-mobility ya está en funcionamiento.
  • Este punto de recarga para vehículos eléctricos es el primero que utiliza almacenamiento de energía a partir de baterías de segunda vida y ha sido desarrollado por Repsol e Ibil.

El punto de recarga se ha instalado en una estación de servicio de Repsol situada en la N-I a su paso por la localidad guipuzcoana de Tolosa.

Irizar e-mobility e Ibil, empresas pioneras en soluciones para el desarrollo de la movilidad eléctrica, firmaron un convenio de colaboración para dotar de una segunda vida a las baterías de los autobuses eléctricos. De esta forma, se reutilizan las baterías que Irizar e-mobility produce e instala en sus autobuses, para su utilización como elemento de almacenamiento de energía, así como la electrónica de potencia asociada a dicha aplicación, en las infraestructuras de recarga que Ibil está desarrollando y desplegando para, entre otros, las estaciones de servicio de Repsol.

Uno de los primeros resultados de esta colaboración ha sido la instalación y la puesta en marcha de la primera estación de recarga de 50 kW para vehículos eléctricos con un sistema de almacenamiento de energía basado en baterías de segunda vida de Irizar e-mobility. Un proyecto que ha contado, además, con la colaboración de Ingeteam, Cidetec y Gureak. Éste último, emplea a personas con discapacidad de Gipuzkoa y ha llevado a cabo todo el montaje industrial del módulo de almacenamiento. Ha contado también con el apoyo del Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa, a través de los programas de ayuda a la I+D Hazitek y SmartMobility Industry, respectivamente.

Este desarrollo tecnológico e industrial simplifica y facilita la instalación de puntos de recarga de 50 kW en ubicaciones que no cuenten con suficiente potencia eléctrica o bien donde el coste de la inversión en red haga inviable otras alternativas.

Éstas son las ventajas principales que aporta este proyecto:

  • Permite la instalación de puntos de recarga rápida (50 kW) en lugares donde es inviable de otro modo, bien por falta de potencia eléctrica o donde, a pesar de ser viable, las dificultades técnicas derivadas de la acometida de la red eléctrica suponen un excesivo incremento en la inversión.
  • Se reduce en un 70% la potencia de red necesaria para prestar el servicio. Así, se puede poner en funcionamiento un punto de recarga rápida de 50 kW, utilizando una acometida de red de únicamente 15 kW.
  • Facilita su ubicación en casi cualquier emplazamiento, debido al mínimo espacio necesario para el módulo de almacenamiento menos de un metro cuadrado.
  • Reduce significativamente los costes de operación de la infraestructura, hasta un 50% debido principalmente a la menor potencia contratada.
  • Proporciona una segunda vida a las baterías de los autobuses eléctricos, promoviendo la economía circular y la sostenibilidad.

De esta forma, las dificultades técnicas derivadas de la instalación en lugares donde es idóneo instalar puntos de recarga eléctrica desde un punto de vista de movilidad, como son las estaciones de servicio, quedan resueltas con una solución innovadora que da autonomía y eficiencia al sistema de recarga, a la vez que facilita la integración de la generación distribuida local y el autoconsumo.

La instalación de esta estación de recarga supone un paso más en la apuesta que Irizar e-mobility está realizando por la economía circular. Fuertemente comprometida con el medio ambiente y la sostenibilidad tiene como objetivo avanzar hacia un modelo de negocio basado en el aprovechamiento de los recursos y la reducción de uso de las materias primas.

 

 Descargar imagen


Imprimir